de maig 19, 2005

era al bar del barri, on no fa gaire em vaig trobar el cris juanico perdut pel baix llobregat, fullejant a l' inrevés la vanguardia i clavant queixalades a un entrepà ben calent i llegia :"En estas últimas semanas, la pasión numismática se ha avivado por otro descubrimiento muy lucrativo. Resulta que las nuevas monedas tailandesas de 10 baht tienen la misma medida y aspecto que las de dos euros. En Tailandia el baht, cuya división centesimal se denomina stang; existen monedas de 25 y 50 stang, así como de 1, 2, 5 y 10 baht. Las monedas de 1B y 5B pueden ser de tres medidas, pero las nuevas de 10B se presentan en un círculo de cobre inserido dentro de una arandela de plata, del mismo diámetro y aspecto que nuestros dos euros. No sé si una máquina se las tragaría, pero si algún lector me lo solicita le enviaré las imágenes comparadas por correo electrónico. La coincidencia podría ser un bombazo. El rostro con gafas que preside la moneda tailandesa podría pasar por un dirigente de Estado europeo, pero dos inocentes detalles separan los 10 baht de nuestros dos euros. El primero es muy evidente: en el reverso, un gran templo ocupa el lugar que en nuestras monedas ocupa el mapa europeo. El segundo es más jugoso. Si tomamos como referencia la anacrónica peseta, el coste de los 10 baht es de 40 pesetas frente a las 332,78 de los dos euros. Ocho veces menos. Para este verano, algunos expertos ya auguran un gran aumento de Tailandia como destino turístico." (Màrius Serra)

sense saber què llegia jo, l' amo del bar em treu una moneda que li havien donat amb unes lletres àrabs i es feia la il·lusió que poder valia molt més que dos euros, i no, m' ha tocat dir l' autèntic valor i com a propina me l' ha regalada. ben maca que és, i això que vingui de tant lluny, m'agrada.
paral·lelismes entre la cosa escrita i viscuda, avui gairebé simultàniament.

0 Commentaris:

Publica un comentari

<< Home